(CEDITEC) Centro de Difusión de Tecnologías ETSIT - UPM
Payday loans

(CEDITEC) Centro de Difusión de Tecnologías ETSIT - UPM

Jueves, 22 Agosto 2019
Mobile Health 2.0 PDF Imprimir E-mail

"Salud 2.0" (o Health 2.0) es un concepto que se refiere al diseño de servicios web cuyos destinatarios son pacientes, familiares, profesionales del sector sanitario y, en ocasiones, cualquier persona en busca de información de salud. Se basa en la Web 2.0, un término acuñado en 2004 y que ha supuesto una revolución en el diseño de los servicios web. La siguiente generación de servicios en Internet propone aprovechar la bidireccionalidad de las comunicaciones y conferir a los usuarios un papel principal en la producción de contenidos - redes sociales, wikis o blogs son sólo una pequeña parte de las múltiples aplicaciones 2.0 que se han generado en los últimos años.

En su uso para soportar aplicaciones de salud, la web se convierte en una potente herramienta para compatir información de forma sencilla y orientada, ampliando el acceso a recursos de interés y fomentando la interacción entre los pacientes y los profesionales del sistema sanitario. En los últimos años, han ido apareciendo diversas aplicaciones, como gestores de historial médico, páginas de información elaboradas colaborativamente por expertos, redes sociales de pacientes, incursiones en mundos virtuales y propuestas comerciales de teleasistencia.

Por ejemplo, en mayo de 2008 Google lanzó en EE.UU. su servicio Google Health, que permite que el usuario gestione su historial médico (Personal Health Record o PHR) y reciba información general sobre sus dolencias y sobre interacción de medicamentos y alergias. Google ha llegado a acuerdos con hospitales, laboratorios y farmacias para poder sincronizar automáticamente la información del paciente, y está conformando una red de terceros a los que el paciente puede decidir proporcionar su historial. Evidentemente, el servicio tiene implicaciones directas de seguridad y privacidad.

Organized Wisdom se conoce como la "Wikipedia de la Salud". A través de las llamadas "WisdomCards" (tarjetas de sabiduría), creadas por expertos, se recogen datos útiles acerca de diversas dolencias. Cada tarjeta contiene información general, una relación de enlaces a páginas web con recursos informativos de interés, noticias o resultados de ensayos clínicos. Healthline ofrece características parecidas.

La Sociedad Americana contra el Cáncer y otros centros para la prevención de enfermedades han estado experimentando el potencial de los mundos virtuales como Second Life, para comprobar si este tipo de redes sociales contribuyen de manera positiva en la expansión de información sobre la nutrición, detección del cáncer y prevención de enfermedades contagiosas. En la actualidad, su iniciativa Relay for Life (un programa para la concienciación y a la recogida de fondos para la lucha contra el cancer) extiende satisfactoriamente sus actividades al mundo virtual.

Por su parte, Daily Strength, Patientslikeme, Inspire o med3q son algunos ejemplos de redes sociales donde los pacientes, familiares y profesionales comparten información acerca de diversos problemas de salud y, en algunos casos, encuentran apoyo psicológico, como en Disaboom, un foro para personas con discapacidad física y Diabeticconnect para diabéticos.

American Well es un marketplace que ofrece un servicio de consulta online, en el que el paciente puede elegir al médico que desea consultar, y establecer una videoconferencia con él. MyMedLab permite solicitar citas para la realización de analíticas: el análisis se pide online y los resultados también se obtienen vía electrónica. Aplicaciones como Zocdoc permiten localizar al médico más cercano del lugar donde se encuentra el paciente y concertar una cita.

{youtube}l92DnATgxwQ{/youtube}

                                                  ZocDoc Video Interview 

 

- mHEALTH Y SISTEMAS DE WBAN (BLUETOOTH Y ZIGBEE)

 

Los servicios remotos de salud a través de la web han supuesto el paso intermedio entre la medicina tradicional y la m-Health (Mobile Health): la práctica sanitaria y asistencial apoyada por dispositivos móviles.

Una de las aplicaciones más frecuentes de la m-Health es la monitorización para diagnóstico y seguimiento de pacientes crónicos. Esta aplicación requiere, habitualmente, del uso de sensores biométricos, que pueden recuperar información de estado de ciertas constantes vitales y transmitirla para su procesado, utilizando el móvil como pasarela de comunicaciones. En la actualidad, estos sensores son portátiles, y disponen cada vez más de conectividad Bluetooth; es, por ejemplo, el caso del pulsioxímetro Onyx 9560 de Onin o del monitor de frecuencia cardíaca Alive Heart Monitor . En un futuro, puede que se generalice el uso de sensores integrados en el cuerpo y que se interaccione incluso con cápsulas de medicación inteligentes (como iPill de Philips, un dispositivo con nanocámaras y sensores que navega por el cuerpo en busca del mejor lugar donde liberar un fármaco).

 

La imagen presenta dispositivos inalámbricos que se utilizan en el ámbito de mHealth
Fuente imagen: Presentación "Tecnologías móviles" en la Asociación Argentina de Informática Médica

 

Estos sensores y elementos de transmisión forman una red de área corporal inalámbrica (WBAN-Wireless Body Area Network), habitualmente conectada por Bluetooth o ZigBee. Bluetooth está muy difundido y disponible en la gran mayoría de dispositivos móviles. Por otro lado, ZigBee es un estándar emergente de tecnología inalámbrica para aplicaciones que requieren comunicaciones seguras con baja tasa de envío y bajo consumo. Las principales diferencias entre estas dos tecnologías están en la velocidad de transferencia y en el consumo (ambas mayores en Bluetooth). ZigBee, por sus características, se presenta hoy en día como la alternativa del futuro para sensores médicos.

Actualmente, existen chips que utilizan RFID (Radio Frequency IDentification), como por ejemplo, VeriChip, un dispositivo de radiofrecuencia del tamaño de un grano de arroz, que se implanta con anestesia local en el cuerpo humano con fines de identificación. Entre sus aplicaciones están la identificación de dispositivos médicos (marcapasos, válvulas coronarias, articulaciones artificiales...), así como el reconocimiento de la identidad del paciente, cuando éste está inconsciente o no puede hablar. También puede contener información sobre el historial médico del paciente.

La imagen representa el flujo de datos que se produce en un sistema completo de mHealth
Fuente imagen:E. Jovanov, A. Milenković, C. Otto, P. De Groen, B. Johnson, S.
Warren, and G. Taibi “A WBAN System for Ambulatory Monitoring
of Physical Activity and Health Status: Applications and Challenges,”

 

- INICIATIVAS Y APLICACIONES DE mHEALTH

 

Desde hace algunos años, el desarrollo de aplicaciones de salud para el móvil ha atraído la atención de empresas e instituciones de investigación.

Por ejemplo, durante el VI Programa Marco se han financiado propuestas como MyHeart (finalizado en 2008). El objetivo de este proyecto ha sido el desarrollo de dispositivos "vestibles" y el diseño de sistemas de comunicaciones para el diagnóstico precoz de enfermedades cardiovasculares, la mejora de la calidad de vida de estos pacientes y la reducción de los costes asociados a este tipo de enfermedades. El VII Programa Marco también recoge entre sus muchos retos el desarrollo de sistemas de monitorización de salud personal (reto 5), en especial para hacer realidad el paradigma de Ambient Assisted Living (AAL) (reto 7). Al menos nueve de los cincuenta y seis proyectos actualmente financiados en estos "retos" están relacionados con el uso de tecnologías móviles.

 

La imagen presenta una explicación del funcionamiento de los dispositivos "vestibles"
Fuente imagen:
artículo "My Heart, prendas inteligentes que monitorean el corazón"

 

Desde el punto de vista comercial, IBM ha desarrollado un kit de m-Health, que utiliza el teléfono móvil del paciente para recopilar datos de los dispositivos que constantemente vigilan el ritmo cardiaco, la actividad e incluso la medicación tomada. El teléfono mantiene un registro de datos y envía informes a los médicos cada cierto tiempo. Si el paciente pierde el teléfono, la aplicación FusionOne permite autodestruir la información médica guardada en el dispositivo mandando un mensaje al teléfono perdido/robado.

Intel, por su parte, ha lanzado una plataforma móvil para la asistencia sanitaria llamada Mobile Clinical Assistant (MCA), que permite al personal sanitario dedicar más tiempo a todos sus pacientes. Así, puede desplazarse de un lugar a otro estando siempre conectado a una base de datos a través del móvil, para realizar operaciones sencillas de manera remota, como gestionar la medicación de un paciente mientras está atendiendo a otro.

El proyecto UBTS (UMTS Based Telemedicine System) de Telefónica, ha desarrollado plataformas software para teléfonos móviles. Entre ellos está Mobile Derma, un sistema de seguimiento para pacientes de enfermedades dermatológicas, que sirve para seguir la evolución en el periodo de postoperatorio.

Para el gran público,  cada vez están disponibles más aplicaciones móviles dedicadas al cuidado de la salud. Por ejemplo, en el Apple Store (la tienda de aplicaciones para iPhone) había, en julio 2008, hasta 32 aplicaciones relacionadas con la salud (la mayoría, gratuitas o económicas: menos de 10 dólares). Un tercio de ellas son de nutrición, dietas y control de peso. El resto de aplicaciones tiene que ver con la adquisición y mantenimiento de PHR (Personal Health Record), como la plataforma para móviles llamada MyLifeRecord (permite tener archivados y tener siempre a mano todos los datos médicos relacionados con la salud, como pueden ser radiografías, electrocardiogramas, analíticas, etc.), que además estará pronto disponible para otros sistemas operativos. También hay aplicaciones destinadas al personal sanitario, como iChart de CareTools (mantiene organizados todos los datos de los pacientes sin necesidad de un gasto en hardware caro o un software complicado) y el popular Epocrates (contiene información acerca de más de 3300 medicamentos, así como su uso, dosificación, advertencias, efectos secundarios, interacciones, etc.). Otra aplicación interesante es MIM para imágenes médicas (permite recuperar imágenes de pacientes sin necesidad de cables y la posibilidad de modificarlas y ajustarlas al gusto del médico), y próximamente HelloHealth de Myca (es una plataforma en el que se pueden encontrar los perfiles de miles de médicos. Mediante una suscripción se puede recibir atención del médico que se elija vía Internet).

Imagen de la aplicación Epocrates del iPhone

Fuente imagen: artículo de BusinessWeek


- mHEALTH EN PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO

 

Es bien conocido que la asistencia sanitaria en países del Tercer Mundo es necesidad acuciante. Teniendo un impacto evidentemente moderado, el uso de aplicaciones móviles pueden suponer un cierto cambio para el personal sanitario (médicos, enfermeros u otros asistentes), ya que puede facilitar el diagnóstico remoto y la recogida de datos médicos de pacientes, y paliar los problemas de conectividad que supone el no tener redes fijas desplegadas globalmente. Así, el uso de la tecnología m-Health puede ser muy eficiente para:

- Acceso a registros de datos, a través de aplicaciones diseñadas para introducir y acceder a  los datos de los pacientes en teléfonos móviles, PDAs o portátiles. En algunos proyectos desarrollados hasta la fecha (como Rwanda TRACnet, Satellife PDA projects, EpiHandy, EpiSurveyor, RESCUER), los pacientes también pueden utilizar sus móviles para acceder a registros propios .

- Localización de epidemias y casos de emergencia, utilizando aplicaciones basadas en localización GPS que envían y reciben datos en casos de emergencia, y que hacen posible localizar brotes y expansiones de enfermedades que afectan a un gran número de personas. Algunos ejemplos son InSTEDD, Voxiva Health Watch o AESSIMS.

- Análisis, diagnóstico y consulta, empleando aplicaciones, como Peru Nacer o Tele-Doc, que posibilitan el acceso a bases de datos con información médica o al personal médico mediante una conexión a Internet.

En este último grupo de aplicaciones está Moca (Remote Medical Diagnosis on Mobile Phones). Se trata de una aplicación basada en Android que permite al personal sanitario rural tomar fotos o vídeos del paciente y grabar sonidos, los cuales pueden almacenarse en la plataforma basada en OpenMRS (Open Medical Record System) que ofrece el servicio. Esta información se envía habitualmente desde localizaciones remotas a centros médicos especializados, permitiendo mejorar el diagnóstico de algunos tipos de cáncer (de mama o de cérvix), seguir postoperatorios (de cataratas, por ejemplo) o hacer diagnóstico dermatológico. También dispone de funcionalidad para apoyar el seguimiento de procedimientos de diagnóstico estandarizados, como IMCI (Integrated Management of Childhood Illness).

En lo que respecta a aplicaciones de adquisición de datos, un ejemplo es EpiSurveyor. Esta aplicación, desarrollada por DataDyne, es una herramienta gratuita de código abierto que permite recopilar datos de un teléfono móvil y mandarlos a un servidor para su posterior análisis. WHO, DataDyne.org y la Technology Partnership pusieron en prueba EpiSurveyor en Kenia y Zambia. El éxito en su implementación ha mejorado la puntualidad y disponibilidad de los datos de salud, haciendo más fácil el fortalecimiento de los programas de asistencia sanitaria, con vacunas contra la malaria y otros programas preventivos encaminados a mejorar la salud pública.

La Fundación Vodafone y Fundación Naciones Unidas realizan diversos proyectos en países del tercer mundo para poder acceder al mayor número de pacientes en el menor tiempo posible,  utilizando la tecnología actual de manera eficiente. Por ejemplo, Cell-Life, una organización no gubernamental de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), creó un proyecto conjunto con el sistema sanitario público para el cuidado "desde casa" de los pacientes que estaban sometidos a tratamiento con antirretrovirales para VIH. Los voluntarios, que tenían asignados entre 15 y 20 pacientes, visitaban a los pacientes en su hogar y utilizaban sus teléfonos móviles para obtener datos sobre el estado del paciente o el seguimiento del tratamiento. Estos datos se recogían en un sistema centralizado, y se utilizaban tanto para potenciar la atención individualizada, como para construir una base de datos sobre el alcance, la penetración y la gravedad de esta enfermedad en la zona. Por su parte, la Academy for Educational Development (AED)-Satellife, una organización sin ánimo de lucro de Estados Unidos, ha realizado diversos proyectos en muchos países para que los profesionales sanitarios puedan transmitir y recibir datos mediante una red inalámbrica o móvil utilizando un PDA, ya que la calidad de la asistencia sanitaria que recibe un paciente depende también de la cantidad de información médica a la que sea accesible su médico.

 

- TENDENCIAS DE FUTURO Y PROYECTOS EN CURSO

 

Para el futuro, la nueva generación de los sistemas de Mobile-Health plantea una serie de retos:

  • La necesidad de operar con muy bajo consumo de potencia, bajo peso y pequeño tamaño.

  • Flexibilidad en el sensor necesaria para adaptarlo al estado del usuario y cambios en el entorno.

  • Conectividad sin interrupciones, necesaria para la integración de sensores al sistema de vigilancia.

  • Uso de sensores para que sean compatibles con las condiciones de vida normales y cotidianas.

  • Comunicación y almacenamiento de datos seguros y fiables.

  • Sistema tolerante a fallos, capaz de adaptarse a los defectos de los sensores individuales y retransmisión de paquetes perdidos.

  • Interoperabilidad entre dispositivos médicos de monitorización.

Las tecnologías de m-Health presentan un gran potencial para la vigilancia continua ambulatoria, detección de condiciones anormales y rehabilitación supervisada. Ofrecen a los pacientes confianza y una calidad de vida mejor, y promueven un comportamiento saludable y conocimiento sobre la salud. Por otra parte, la integración automática en las bases de datos de investigación de la información que proviene de sistemas m-health pueden proporcionar una gran cantidad de material que permita conocer a fondo y en detalle la evolución de las enfermedades graves, el proceso de rehabilitación y los efectos de una terapia con medicamentos.

{youtube}6F1u36Y-qlE{/youtube}

                                   Microsoft: Future of personal health concept

 

Desde el punto de vista del usuario final, según algunos analistas, estas aplicaciones están aún emergiendo y necesitan aumentar sus funcionalidades, ya que son demasiado simples. No obstante, se prevé que sigan evolucionando durante 2009.

 

Autor: Yoorah Ju Rah

 

Centro de Difusión de Tecnologías ETSIT-UPM